Resistiendo la tentación: Thanks for Sharing (2012)

La trama principal se centra en un grupo de ayuda en el que coinciden los tres protagonistas, todos ellos adictos al sexo. Adam (Mark Ruffalo) acaba de cumplir cinco años sobrio. Mike (Tim Robbins) es un veterano con muchos años de sobriedad ya a sus espaldas. Y Neil (Josh Gad), que acaba de empezar a acudir al grupo por orden judicial, no está del todo convencido de tener un problema con el sexo. Adam y Mike se conocen desde hace tiempo, puesto que Mike es el mentor que le guió en su recuperación, y Adam se dispone a ejercer ese papel ahora con Neil.

Bien hecho

La película hace un gran esfuerzo por reflejar la problemática real que supone la enfermedad para un adicto, incluso tras años de sobriedad. Ésta afecta múltiples áreas de su vida. Adam se encuentra en la encrucijada de si iniciar una relación con Phoebe (Gwyneth Paltrow), tras cinco años de abstinencia sexual. Mike todavía mantiene una relación complicada con su hijo Danny (Patrick Fugit, el niño de Almost Famous), también adicto, que se marchó hace tiempo de casa y regresa sorpresivamente con buenas noticias. Y por último, Neil empieza a acumular problemas derivados de su adicción que desembocan en la pérdida de su amado trabajo como médico.

¿En serio?

Si bien el trasfondo de la película es un problema serio, pienso que la historia está convenientemente aderezada para que el espectador pueda digerirla sin demasiada carga dramática. A ello contribuye especialmente la relación en ciernes de Adam y Phoebe pero, para mi gusto, diría que la nota más simpática la aportan las peripecias de Neil junto con su nueva amiga Dede (la cantante Pink), otra adicta que se une al grupo casi al mismo tiempo que él. Nada que ver con películas más crudas en este sentido (Shame y similares). Sin tildarla de comedia, diría que el tono de la película es mayoritariamente positivo y agradable, más aún teniendo en cuenta la temática de la misma.

En el mejor momento

Decir, por otra parte, que es una película que gira alrededor del sexo pero que apenas cuenta con algún tipo de carga sexual a excepción, si acaso, de un sensual baile en lencería a cargo de Gwyneth Paltrow. Y en mi opinión, no la necesita. A diferencia de otras películas que tratan esta enfermedad, ésta se centra más en las consecuencias de la adicción sobre las relaciones personales de quienes la sufren. El espectador, sin embargo, podrá hacerse perfecta idea de las obsesiones y comportamientos compulsivos que sufren normalmente los enfermos con este tipo de problema.

Adiós, amigos

En definitiva, pienso que se trata de una película interesante que intenta sensibilizar acerca del problema de las adicciones, a partir de historias del día a día. El reparto está repleto de caras conocidas, e incluso los secundarios, como la mujer de Mike, Katie (Joely Richardson), rinden a un gran nivel. Contradiciendo a Phoebe en un momento de la película, dejaremos de pensar que este tipo de adicción es algo que la gente simplemente se inventa para justificar un engaño a su pareja.

Puedes verla en Amazon Prime Video

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: